Derecho Concursal

Requisitos para la Ley de Segunda Oportunidad

A continuación se explican todos los requisitos para la Ley de Segunda Oportunidad. Con ella, el deudor se asegura una reducción parcial o total de sus deudas, es decir, una cancelación de una parte o (lo más frecuente) que un Juez le perdone el 100% de los créditos pendientes.

1. Requisitos para la Ley de Segunda Oportunidad

Si estás pasando una mala racha económica, ya sea porque te has quedado en el paro o bien tu negocio no esta funcionando como quisieras 

y las deudas que tienes no dejan de aumentar, seguramente te hayan hablado del procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad. En este caso te preguntarás:

· ¿Qué es el procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad y la exoneración del pasivo insatisfecho? (pinchando aquí se explica todo lo que debes saber)

· ¿Cuáles son los requisitos para la ley de segunda oportunidad?

· ¿Qué beneficios puede reportarme?

A continuación, resolvemos estas y otras cuestiones.

¿Qué tengo que cumplir para acceder al perdón de mis deudas?

Las personas físicas y autónomos pueden acceder al procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad. No obstante, tienen que cumplir una serie de requisitos concretos:

1. Que el total de las deudas no exceda de 5 millones de euros.

2. Estar en estado de insolvencia.

La insolvencia queda demostrada cuando el deudor no puede hacer pagar sus deudas con regularidad, sin dejar de atender a sus propias necesidades.

El art. 2.3 del Texto Refundido de la Ley Concursal la define de la siguiente manera:

“La insolvencia podrá ser actual o inminente. Se encuentra en estado de insolvencia actual el deudor que no puede cumplir regularmente sus obligaciones exigibles. Se encuentra en estado de insolvencia inminente el deudor que prevea que no podrá cumplir regular y puntualmente sus obligaciones.

Si te siguen quedando dudas, en solución a la insolvencia te explicamos si estás en esta situación.

3. Ser deudor de buena fe

Esto quiere decir que has actuado diligentemente para intentar afrontar tus obligaciones. La buena fe se demuestra de las siguientes formas:

1. No haber sido condenado por delitos contra el patrimonio, contra el orden socioeconómico, de falsedad documental, contra la Hacienda Pública y la Seguridad Social o contra los derechos de los trabajadores en los diez años anteriores a la declaración de concurso.

2. Que el concurso no se declare culpable.

3. Intentar un acuerdo extrajudicial de pagos, esto es que antes de acudir al Juzgado intentes negociar con tus acreedores, te lo explicamos en este artículo.

Cumpliendo los anteriores requisitos, puedes acogerte sin problemas al procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad.  Además si no alcanzas acuerdo con los acreedores puedes acceder a la liberación total de las deudas.

2. ¿Qué beneficios puede reportarme acogerme al procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad?

Como te hemos explicado el objetivo principal de la Ley de Segunda Oportunidad es poder refinanciar al deudor o liberarle de la totalidad de sus deudas. No obstante, la tramitación del procedimiento también puede reportarte otros beneficios muy interesantes (ver todas las ventajas de la Ley de Segunda Oportunidad):

· Paralización de embargos y ejecuciones desde el inicio del procedimiento.

· Puedes ganar tiempo para poder reponerte de un bache económico.

· Entrados en concurso, se suspenden legalmente los pagos a los acreedores.

· Puedes conseguir quitas sin acudir al Juzgado con el acuerdo extrajudicial de pagos.

· Puedes darle solución a todos los acreedores al mismo tiempo sin necesidad de negociar con cada uno de ellos.

Como puedes observar si cumples los requisitos de acceso puedes obtener muchos beneficios de la Ley de Segunda Oportunidad.

Por ello desde la Asociación de Ayuda al Endeudamiento, de entre las pocas soluciones que la legislación nos ofrece, recomienda el procedimiento de Ley de Segunda Oportunidad.

 

CONTÁCTANOS HOY MISMO, SERÁ TU MEJOR DECISIÓN (PINCHAME).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *