negociar una quita con cualquier banco
Derecho Concursal

CÓMO NEGOCIAR UNA QUITA CON CUALQUIER BANCO

En esta entrada vamos a explicar cómo negociar una quita con cualquier banco o entidad financiera. La negociación de la que hablaremos consiste en acordar mejoras de condiciones de créditos ya concedidos, que no podemos pagar puntualmente.

Acumular tarjetas y préstamos es más común de lo que parece. Llegados a cierto punto, las personas en esta situación de sobreendeudamiento se plantean negociar una quita con el banco o una refinanciación con el objetivo de liquidar cuanto antes y de la forma más cómoda posible el total pendiente.

Lo que explicamos en esta entrada vale para negociar varias deudas con una misma entidad o con varios acreedores de forma simultánea (con todos a la vez).

Qué es una quita o rebaja de la deuda

El concepto de quita no es más que rebajar (quitar) parte de la deuda. Y se basa en la posibilidad del acreedor, en cobrar al menos algo de su crédito pendiente, y del deudor en poder pagar y no verse obligado a la quiebra. 

La quita que aquí comentamos se materializaría en el total pendiente, sumando intereses devengados. De este modo, si, por ejemplo, el consumidor debe 15.000 euros de principal y 5.000 euros de intereses, una quita del 50% consistiría en pagar 10.000 euros sin intereses.

Cuándo es necesario negociar con los bancos

Cuando el deudor no puede hacer frente al pago de un crédito, préstamo personal, préstamo hipotecario o tarjeta de crédito. Situación que consecuentemente se traduce en impagos de las cuotas y atrasos en las mismas. (Consulta en este enlace cuándo puedes confirmar que eres insolvente).

Esta dinámica de impagos o de retrasos en los pagos no beneficia ni al acreedor (banco) ni al deudor (cliente), ya que ninguno de los dos sale beneficiado. Uno porque no cobra y el otro porque se verá envuelto en demandas y embargos judiciales.

Antes de continuar con los pasos a seguir en la negociación, si tienes varios acreedores, merece la penal echar un vistazo cómo puede negociarse con todos los bancos conjuntamente.

Qué hacer si el banco se niega a negociar una refinanciación

Por regla general, el banco en un primer momento se niega a escuchar al deudor y exoge el cumplimiento de contrato. Resulta lógico que el banco aproveche su situación de poder (tiene más recursos que el cliente) para imponer sus condiciones. Es ahí cuando se vuelve imprescindible para el deudor delegar en abogados la negociación y la defensa de sus derechos.

Cómo la Asociación de Ayuda al Endeudamiento consigue cerrar tan buenos acuerdos con acreedores

Los profesionales de nuestra asociación negocian en primera instancia en fase extrajudicial, es decir, sin acudir a procedimientos judiciales. Esto permite un amplio margen de maniobra en las propuestas que se trasladan entre bancos y abogados. 

Este proceso de intentar llegar a convenios con acreedores puede utilizarse como primer paso de la Ley de Segunda Oportunidad.

A través de esta negociación formalizada, se paralizan los embargos, o si estos no han comenzado, se evitan. Ello supone la imposibilidad de que se produzcan retenciones sobre los ingresos, y abre la vía a tener una negociación en igualdad de condiciones con las entidades de crédito.

En estas actuaciones se busca que el cliente esté unos meses sin pagar nada a los acreedores, pudiendo coger aire y recomponerse.

Luego, cuando se firme el acuerdo, puede aumentarse esta carencia conseguida o empezar a pagar lo acordado. El acuerdo siempre contiene una quita y una espera (plazo para pagar sin intereses la cantidad de deuda resultante tras la quita).

La misma negociación se puede repetir en un concurso de acreedores (ver opciones de acuerdos en concursos de acreedores).

Ejemplos de quitas conseguidas con bancos y entidades financieras en España

A modo de ejemplo, en 2021 nuestra asociación consiguió algunos acuerdos, más que satisfactorios, para nuestros asociados (clientes), entre los que podemos destacar: 

  • En fecha 14 de abril de 2021, el Juzgado nos aprueba la propuesta de convenio solicitada de ESPERA de 2 años y QUITA del 75% a pagar en un periodo de 10 años.
  • En fecha 8 de noviembre de 2021, se llegó al acuerdo con BANKINTER de una CARENCIA de 6 meses, QUITA del 70 % y ESPERA de 6 años. 
  • En fecha 27 de septiembre de 2021, se llegó al acuerdo con WIZINK BANK S.A.U de CARENCIA de 6 meses, QUITA del 50% y ESPERA de 5 años.

¿Y si los acreedores no aceptan ninguna de las propuestas de pago del deudor?

Todo lo expuesto suena realmente bien, pero… ¿qué pasa si el Banco se niega a aceptar las quitas o los acuerdos ofrecidos? Es ahí cuando se abre la fase judicial del procedimiento, y en dónde, en última instancia, se valorará buscar la exoneración o perdón de las deudas (el BEPI).

Conclusión: merece la pena negociar con el banco bien asesorado legalmente

En definitiva, existen mecanismos legales que permiten a los clientes bancarios negociar libremente quitas de sus deudas pendientes.

Como siempre, resulta vital que dicha negociación se lleve a cabo por profesionales con amplia experiencia y formación en la materia. Ir a «pelear» de tú a tú contra un banco es un fracaso asegurado y, por supuesto, no digamos ir contra varios.

Si tienes la intención de negociar una refinanciación bancaria de tu préstamo o tus créditos, te animamos a que al menos nos pidas asesoramiento gratuito. Seguro que te aclaramos bastante las ideas al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.